Las Pastillas del Abuelo

Letra de Cubano

Letras de Las Pastillas del Abuelo

"Cubano"

Además de que me abrace,
 le pedí que me quisiera,
 pero no era una cualquiera,
 era una puta con clase.
 
 Por cabeza no pedía
 más ni menos de lo que valía,
 por cabeza nunca daba
 más ni menos de lo que cobraba.
 
 Pude lograr lo que nunca
 otro hombre pudo lograr,
 demostrarle de verdad
 que había tanta pasión junta.
 
 Dentro de mi corazón
 ahí en su cama desparramado
 en media hora de infierno
 toqué el cielo con las manos.
 
 Se notaba, en el colchón,
 más sudor que en cualquier otro,
 y con caricias intentaba
 sanar su corazón roto.
 
 Porque hace falta mucho más que dinero
 o propina de segunda
 para tapar en el alma ese agujero
 que de amargura se inunda.
 
 Y ahora nuestra preciosa dama
 ya no labura de cama
 quiere ganar de otra forma la guita,
 la que antes era Afrodita.
 
 Y yo sigo llamándola,
 pero ya no se viene a dormir,
 si no hay mal que por bien no venga
 ¿qué bien te trajo hasta mí?