She y Elena

Letra de Por cada beso

Letras de She y Elena

"Por cada beso"

Shé: 
Nostalgia... Por cada beso... 
Por cada beso, solo aprendo a sufrir. 
Yeah, nostalgia... Ahà. 

Luca: 
Uuuuuuh 
Por cada mil canciones, 
solo aprendo dos palabras, 
por cada mil millones, robo cinco corazones. 

Shé: 
Por un segundo más contigo, yo daría una vida 
por una vida juntos yo no sé que daría. 
Por vivir de verdad y poder soñar despierto, 
volar y volar, y amarte después de muerto. 
Empezar nuestro camino sabiendo que no hay final, 
ni pausas ni dudas ni zorras, 
que marquen mi destino. 
Amarte sin excusas y pensarte sin miedo, 
mirarte sin prisas decir te quiero, te quiero te quiero. 
Te espero, si, pero quiero que el tiempo se pare, 
ser tu Sol en la tormenta y hacer que tu día se aclare 
que ni una sola vez, sientas miedo a enamorarte 
no te comas la cabeza que no pensaba dejarte. 
Espero que me quieras porqué quiero que me esperes, 
ojala que algún día las relaciones sean fieles. 
Que se esfumen, las lágrimas y el dolor, 
que amar sea besarte y pasión esta canción. 

Luca: 
Por cada beso, solo aprendo a sentir 
y me parece injusto, que al amar hay que sufrir. 

Shé: 
Dime que puedo soñar, vivir de la imaginación. 
Dime que algún día podré amar sin el miedo al fracaso. 
Dime que puedo volar y llorar de la alegría, 
cállame con tu silencio para que no te haga caso. 
Desde mi calle, todo parece normal 
pero si te fijas bien hay miradas con rencor. 
Desde mi alma, todo está roto y frío 
y por mucho que examines 
no verás más que un vacío. 
Y siento que sea así pero es que nada me llena, 
los amores que he tenido solo dejan una espina, 
una espina que se clava, 
una herida que no se cierra, 
una foto en mi diario a diario, 
mi alma se quiebra. 
Con estas letras quiero que el amor, reflexione 
que se de cuenta de que está rompiendo miles 
de relaciones, que por una vez 
nos diera alguna oportunidad. 
Y ser feliz simplemente, amar sin tener final. 

Luca: 
Por cada mil canciones, 
solo aprendo dos palabras, 
por cada mil millones, robo cinco corazones. 

Shé: 
Todo tiene su fin, todo tiene su excusa 
yo estoy harto de que el amor no sea sincero, 
y no tengo fuerzas ya, para tanta guerra y cuento. 
Las palabras se las lleva el tiempo y no el viento. 
Es difícil no dejarte llevar, cuando te dicen 
te quiero, te amo, ahora tal solo me muero. 
Todo iba viento en popa y el amor de ella se agota, 
cuando era casi campeón me aplastó la derrota. 
Donde me escondo si, no tengo rumbo. 
No quiero ni respirar, no quiero ni vivir mundo. 
El fracaso de este amor, solo me desespera 
a ti no te importa nada, 
si vivo, si muero si quiera si 
pierdo el tiempo contigo. 
Si pierdo tus besos, si con solo un recuerdo 
tuyo, puedo hacerme de yeso. 
No tienes corazón quizás tengas una roca, 
no tienes razón cuando me miras y me tocas. 

Luca: 

Por cada mil canciones, 
solo aprendo dos palabras, 
por cada mil millones, robo cinco corazones. 

Por cada beso, solo aprendo a sentir 
y me parece injusto, que al amar hay que sufrir. 

Shé: 
No hay amor, pero, te necesito. 
Tu presencia junto a mi, se ha convertido en un mito. 
Y quiero que sepas que cuando yo no era nada, 
tu para mi lo eras todo, 
y hoy sigues siendo mi hada. 
Mi aire, mi suspiro, eres parte 
de mi mirada, 
Eres arte, mi dibujo, el perfume de mi almohada. 
Y no hay color pero así todo es más bonito. 
Quiero que confíes en mi y recuerdes cada sabor. 
Cuando tu y yo éramos el infinito cuando cada abrazo 
tuyo fue firma en mi manuscrito. 
Quiero que seas feliz, que te lo mereces todo, 
que por ti soy más sincero pero es que no 
encuentro el modo. Para decirte, que eres 
lo más importante. Que nadie nunca jamás me hizo 
sentir esto antes. Que hoy soy feliz por 
haberte conocido, porqué vales 
tanto que te necesito conmigo. 
Eres mi Sol y si no estás yo ya no salgo 
de mi cama, eres la luz que brilla en mi 
cuando la oscuridad me apaga. 
La pasión, de un corazón 
que hoy no cesa, la razón de 
esta canción es que seas mi princesa. 

Luca: 
Por cada mil canciones, 
solo aprendo dos palabras, 
por cada mil millones, robo cinco corazones. 

Por cada beso, solo aprendo a sentir 
y me parece injusto, que al amar hay que sufrir.