Ismael Serrano

Letra de Papel encontrado en la cocina

Letras de Ismael Serrano

"Papel encontrado en la cocina"

Te dejo, yo qué sé, 
el fracaso más tierno, 
la idea de no verte, 
ese pequeño espejo 
donde te amé durante 
tanto tanto tiempo, 
tanto tanto tanto tiempo. 

Te dejo la palabra, 
el vasito de vino, 
esos pasos cansados, 
el saberte conmigo, 
el morir y vivir 
encogido en tus besos, 
encogidito en tus besos. 

Vendrá la vida a vernos 
en el mes del olvido 
cuando tiene la tarde 
el color del domingo 
y sabe la nostalgia 
a cuaderno y colegio, 
a cuaderno y colegio. 

Así que aquí te dejo, 
cuando voy al trabajo, 
la promesa solemne 
de volver a tu lado 
aunque esta noche el mundo 
se hunda y me desarme, 
se hunda y me desarme. 


  

Para que tú lo sepas 
te dejo como herencia 
lo que yo siempre quise: 
el dolor, la tristeza 
de otros –Dios los bendiga– 
que nos hicieron grandes, 
que nos hicieron grandes. 

En ellos me refugio 
con ellos soy monarca 
dueño del paraíso, 
señor de cuerpo y alma 
y dios omnipotente 
de las calles y bares, 
de las calles y los bares. 

Y dueño de tus labios, 
dueño de tus reproches 
y de tus regañinas, 
de tu tos por la noche 
y de esa palabra 
que huele a pan y a tarde, 
que huele a pan y a tarde. 

Te dejo todo eso 
sin que nadie lo sepa. 
Donde salvar la vida 
efímera y pequeña, 
un lugar de esperanza, 
aquel dulce refugio 
en que han de convertir el mundo
CONTINUAR